‘The Arts, Paradise Choir, and The Embrace, detail of Beethoven Frieze’, de Gustav Klimt

In 1902, Gustav Klimt [July 14 1862 – February 6 1918] painted the Beethoven Frieze for the 14th Vienna Secessionist exhibition, which was intended to be a celebration of Ludwig van Beethoven the composer and featured a monumental polychrome sculpture by Max Klinger. Meant for the exhibition only, the frieze was painted directly on the walls with light materials. After the exhibition the painting was preserved, although it did not go on display again until 1986. The Beethoven Frieze is now on permanent display in the Vienna Secession hall (Austria). Via.

‘The Arts, Paradise Choir, and The Embrace, detail of Beethoven Frieze’ (1902)
© Courtesy of the Oesterreichische Galerie im Belvedere, Vienna, Austria

Anúncios

‘ Catherine Parr’, de Rick Wakeman

On this day in 1543 King Henry VIII of England marries his sixth and last wife, Catherine Parr.

‘Figuras na Praia de Trouville’, de Eugène Boudin

De Eugène Boudin [12 Julho 1824 – 8 Agosto 1898], percursor do Impressionismo, Figuras na Prais de Trouville, 1869.

«El señor Boudin […] incluso ha inventado un género de marinas típicamente suyo y que consiste en pintar, además de la playa, toda una serie de personajes exóticos de la alta sociedad que acuden en verano a nuestras ciudades termales». Esta frase, que un crítico de arte escribió en 1869, pone de manifiesto que a Boudin se le reconoce como el creador de un determinado género y que alcanza cierto éxito plasmando en sus lienzos a la sociedad de alto copete de las playas de Trouville y Deauville.

El artista empieza a pintar las playas de Trouville hacia 1860 e irá desarrollando el tema por etapas a lo largo de toda su carrera. Para muchos aficionados al arte, Boudin sigue siendo el pintor de las playas. Sin embargo, de los aproximadamente 4.500 cuadros suyos catalogados hasta la fecha, sólo el 8% plasma «las playas con miriñaques». La fase de trabajo más fructífera sobre este tema se sitúa entre 1860 y 1871. En aquella época pinta el ochenta por ciento de las playas sobre tabla y los formatos que utiliza más frecuentemente son el 5, el 6, el 8 o el 10 de «marina», y muy raramente grandes formatos. El cuadro de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza pertenece a esta categoría predominante: es aproximadamente un formato 8 de «marina» sobre tabla. Boudin concedía gran importancia a la calidad de este soporte. En 1894 escribe: «Creo que voy a volver a la caoba, la única madera estable además del roble viejo. Lo malo es que pesa mucho. Y además presenta otro inconveniente: ennegrece incluso a través de la imprimación si ésta no es densa y de varias capas». Boudin retoma los temas de playas a mediados de la década de 1870 y hacia 1880-1886.

En 1868, se le reconoce, pues, como pintor de playas, y esta especialidad le reporta cierto desahogo económico, aunque también suscita críticas y envidias. Se le reprocha que hace una pintura comercial. Boudin reivindica su trabajo explicando: «¿Acaso no tienen derecho estos burgueses que se pasean por el espigón durante la puesta de sol a verse plasmados en el lienzo, a que se les lleve a la luz. En confianza, a menudo esta gente que sale de sus oficinas y de sus gabinetes necesita reponerse de su duro trabajo». Los campesinos tienen sus pintores, los burgueses también se merecen tener el suyo.

En 1869, Boudin presenta al Salon de París dos cuadros de playa. Aquel mismo año, el cuarenta por ciento de las obras que vende a los marchantes y registra en su libro de cuentas, tienen por tema las playas de Trouville y Deauville. De nuevo en 1869, las cuentas de Boudin registran para el conjunto del año un claro progreso: 4.420 francos frente a una media desde 1866 comprendida entre 2.500 y 3.500 francos.

Antes de la década de 1860, Boudin solía veranear en Honfleur. A partir de 1863, cambia de emplazamiento y elige Trouville como lugar de veraneo. Se encuentra entonces a pie de obra para pintar sus playas. Cuando empieza a dedicarse a este tema, suele componer la vista de la playa con un ángulo muy abierto, utilizando los elementos del paisaje para enmarcar la escena: las residencias de la costa, el hotel de Roches Noires, las casetas, los caballos que arrastran las cabinas. Las obras, a menudo anecdóticas, constituyen un testimonio de su época. Poco a poco, el tema se transforma y la composición «clásica» de sus obras empieza a presentar una división del espacio en franjas horizontales paralelas a la orilla y al lienzo. La playa de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza es buen ejemplo de ello. El cielo ocupa dos tercios de la composición. Se ve denso y cargado de colores, iluminado por el sol poniente. La mayoría de las figuras están de espaldas al espectador (presentación bastante novedosa en pintura), dispuestas en una franja uniforme. Para evitar la monotonía, algunos veraneantes (sin rostro) nos miran y una mujer, sentada algo apartada del grupo, marca el primer término de la composición. Boudin complementa hábilmente este conjunto de personajes que se cierra sobre sí mismo con una escena anecdótica compuesta por un caballo y algunos pescadores tirando de una barca.

El pintor reparte con maestría por la superficie del lienzo toques cromáticos más vivos que se equilibran para realzar los negros y los ocres: bermellón, amarillo, azul y destellos de blanco. El cielo, compuesto con empastes de acentuada luminosidad, es en realidad el verdadero protagonista de esta obra. Los veraneantes instalados en la playa denotan cierta rigidez, pero la belleza del celaje y el fulgor argénteo de la barca que los pescadores arrastran hasta la playa confieren a esta obra una poesía y un resplandor intemporales.

Anne-Marie Bergeret-Gourbin

‘A Córdoba’, de Luis de Góngora

Poema A Córdoba (1585) de Luis de Góngora [1561-1627], um dos expoentes máximos da literatura do Siglo de Oro, nascido em Córdova a 11 de Julho.

¡Oh excelso muro, oh torres coronadas
De honor, de majestad, de gallardía!
¡Oh gran río, gran rey de Andalucía,
De arenas nobles, ya que no doradas!

¡Oh fértil llano, oh sierras levantadas,
Que privilegia el cielo y dora el día!
¡Oh siempre glorïosa patria mía,
Tanto por plumas cuanto por espadas!

Si entre aquellas rüinas y despojos
Que enriquece Genil y Dauro baña
Tu memoria no fue alimento mío,

Nunca merezcan mis ausentes ojos
Ver tu muro, tus torres y tu río,
Tu llano y sierra, ¡oh patria, oh flor de España!

RECERCADA VII SOBRE LA ROMANESCA – Diego Ortiz (ca. 1510 – ca. 1570) | Tratado de Glosas, 1533
Intérpretes: Jordi Savall , Christophe Coin – Violas de gamba | Hopkinson Smith – Vihuela de mano.

Muralha excelsa! Torres coroadas
de honra, de majestade, de galhardia!
Oh grande rio, rei da Andaluzia,
de areias nobres, bem que não douradas!
Oh fértil chão, oh serras levantadas,
que favorecem o céu e douram o dia!
Pátria minha, que sempre se gloria,
tanto por plumas quanto por espadas!
Se entre aquelas ruínas e despojos
que enriquece o Genil e o Dauro banha,
o lembrar-te não foi meu alimento,
nunca mereçam meus ausentes olhos
tuas muralhas, torres entre o vento,
teu plaino e serra, oh pátria, oh flor de Espanha!

Tradução de José Bento

‘What Know’, de Lee Morgan

What Know, Lee Morgan’s original, marks one of those increasingly prevalent uses of a compelling melodic device – the pick-up phrase that’s longer than what it leads into. Here we have a theme built mainly around phrases that open with a three – or four-note pick-up, lasting generally for two and a half beats, and close with two notes on the first beat of the following measure. It’s an attractive effect, used here most engagingly in the minor mode. Timmons’s chorded passage stands out in a series of brilliant solos. The side closes with a flash of the theme, long enough to afford a solo glimpse of Timmons and Pee-Wee’s disclosure that we have been listening to the Soul Brothers. Via Blue Note.

Art Blakey & The Jazz Messengers – Meet You at the Jazz Corner of the World, 1960
Lee Morgan, trompete | Wayne Shorter, sax tenor
Jymie Merritt, baixo | Bobby Timmons, piano | Art Blakey, bateria

‘Anne of Cleves’, de Rick Wakeman

On this day in 1540 King Henry VIII of England annuls his marriage to his fourth wife, Anne of Cleves.

A Viagem de Vasco da Gama

Depois de uma noite de vigília na Ermida da Nossa Senhora de Belém, Vasco da Gama [1469-1524], beneficiando dos favores do Rei D.Manuel I [1469-1521], comandou a expedição destinada à Índia que partiu em 8 de Julho de 1497 da praia do Restelo ao leme da Nau São Gabriel, acompanhado do seu irmão Paulo e de Bartolomeu Dias [c.1450-1500].
Quando estava ao sul de Cabo Verde, a frota rumou a ocidente até passar perto da costa do Brasil; aproveitando os ventos favoráveis, atravessou de novo o Atlântico e Vasco da Gama tornou-se o primeiro europeu a navegar junto ao Cabo da Boa Esperança.

Anúncios
%d bloggers like this: